Carteras 2

Español - English



Bolsos

Dentro del mundo de los bolsos existen una variedad extensísima. Esto se debe a que dependiendo de dónde vayamos, necesitamos cargar con nosotros distinta cantidad de materiales y requerimos distintos tipos de comodidades. Necesitamos un bolso que se ajuste a las actividades que llevemos a cabo para que podamos tener absoluta comodidad.

Cuando se trata de bolsos, lo primero que viene a la mente es la utilidad y nos alejamos un poco de lo estético, sin embargo, éste no deja de ser un factor decisivo al momento de elegir tu bolso. Los bolsos no deben solamente cumplir una función útil sino que también deben decir algo de nosotros mismos.

La necesidad de comprar un bolso generalmente surge a partir de una situación que se repite en la que es una obligación cargar con ciertos elementos. Por eso, según la situación, debemos encontrar un bolso que se adecue a las características necesarias y que realmente nos resulte útil. Aquí debemos tener la fuerza de rechazar tal vez un bolso con un diseño increíble, y mirar aquellos que nos darán las comodidades que necesitamos.

Por ejemplo, un ciclista requiere de un tipo particular de bolso para lograr estar lo más cómodo posible. No se puede realizar un deporte si estamos incómodos, por eso se han diseñado bolsos especialmente para este tipo de actividad, así como para muchas otras. Por lo general, las mochilas son la mejor opción en el caso del ciclismo ya que se colocan en la espalda y ofrecen gran comodidad. Sin embargo, las mochilas para ciclistas son bastante particulares, es decir, no se parecen a todas las mochilas. Cuando andamos en bicicleta debemos tener en cuenta que el bolso en la espalda nos hará sudar, por eso, es importante conseguir una mochila con una estructura que permita un espacio entre la espalda y la tela del bolso y así permitir la entrada de aire. También es conveniente que la mochila esté hecha de una tela especial y resistente. Las mochilas para ciclistas generalmente vienen con bandas reflectantes en su superficie, que son útiles para cuando manejamos en la oscuridad.

Sin embargo, en deportes como éste y muchos otros, a veces el hecho de que no sea rápidamente accesible el contenido de lo que llevamos en él puede ser molesto. Por eso, otro tipo de bolso que se convierte en una buena opción es la riñonera. Estos tipos de bolsos tienen menos capacidad y son muy prácticos cuando queremos cargar pocas cosas y también permite un acceso rápido a su contenido. Se puede llevar a la cintura o colgada en el hombro. Otra opción para deportes de este tipo son los bolsos mensajeros. Estos tienen la correa cruzada y permiten el acceso al contenido sin tener que sacártelo.

Cuando se trata de bolsos para deportistas, lo más conveniente es buscar los que tengan tela resistente y que sean impermeables. También pueden tener bandas reflectoras y distintas tecnologías de aireación. Los bolsillos también son un detalle importante que debemos considerar durante la elección de nuestro bolso ya que son esenciales para poder distribuir los pesos.

Ahora, dejando los deportes atrás, existe una gran variedad de bolsos para otras utilidades. Una categoría importante es la de los bolsos para viajeros. Existen distintos tipos de viajeros, los mochileros, los que realizan viajes cortos, los que realizan viajes muy largos, los que les gusta llevar poco equipaje, los que se llevan toda su casa, los que llevan cosas muy pesadas, los que llevan muchas cosas pequeñas que se pierden en los bolsillos grandes, y por eso se crearon modelos para satisfacer todas las necesidades.

Los mochileros son los más aventureros y generalmente optan por bolsos espaciosos y específicamente diseñados para el tipo de viaje que realizan. Estas mochilas constan de una tecnología especial para distribuir el peso de manera eficaz y permitir a los viajantes moverse con libertad sin poner en riesgo su salud. Tienen por lo general varios bolsillos de distintos tamaños para llevar cosas de todo tipo, y aperturas en la parte superior, media y/o inferior para poder acceder a todo el contenido con mayor facilidad. También la tela de estos bolsos son muy resistentes e impermeable, al igual que los cierres.

Otros viajeros aún más aventureros son aquellos que van a ciertos destinos montañosos para realizar escalada en roca. Estos no son como los mochileros comunes, ya que en sus bolsos incluyen una gran cantidad de equipamientos especiales para la realización de este deporte, los que generalmente son muy pesados y delicados. Por eso, los montañistas necesitan mochilas especialmente diseñadas para su actividad. Las mochilas de los montañistas están hechas de tela muy resistente, e incluyen ciertos compartimientos especiales para materiales, así también como seguros y tecnologías de impermeabilización, aire y distribución de peso.

El viajero convencional es aquel que se hospedará en un hotel, por ejemplo, o lugar cerrado y no necesita llevar ningún tipo de equipos de camping, como carpas o bolsas de dormir. Esto significa que el peso y consistencia de lo que lleva es mucho menor y no es necesario que los bolsos sean tan resistentes o impermeables. Además, con este tipo de bolsos comienza a preocupar más el diseño y no tanto el material. Aún así, se espera que el material sea bueno y durable. Lo más recomendable cuando se trata de bolsos de este tipo es que tengan ciertas características para asegurar la comodidad y tranquilidad del viajante, como manijas regulables con tela acolchonada, candado de seguridad, cierres reforzados. Es aconsejable que la tela sea antidesgarre, ya que los bolsos siempre se ven expuestos a maltratos o enganches, y que sea acolchonada en algunas partes para proteger el contenido. También es bueno que tengan bolsillos de distintos tamaños. Este tipo de bolsos deben ofrecer distintas opciones de manijas para poder variar las posiciones cuando llevamos las maletas y no dañar nuestro cuerpo. También deben tener rudas y una manija plástica para poder arrastrar el bolso y así evitar llevar todo el tiempo el peso en nuestros hombros o manos.

Las personas que realizan viajes cortos deben usar equipaje pequeño. Por eso, se les recomienda a estas personas que opten por bolsos pequeños o por mochilas. Las mochilas de menos de 60 litros son más chicas y más cómodas que el bolso convencional, sin embargo, estéticamente pueden parecer muy informales, y, por eso, no son recomendables para viajes de negocios.

Al momento de elegir bolsos, lo que más importa es la comodidad que te ofrecen y que tengan tecnologías que pongan en el menor riesgo posible tu salud. También es importante la calidad para asegurar que tus pertenencias estarán a salvo. Existen maletas duras y maletas de distintos materiales más blandos, pero su elección depende de lo que lleves adentro. Algunas maletas duras pueden proteger muy bien el contenido de tu bolso, pero es menos flexible y puede no entrar en algunos lugares, en cambio las de material más blando son más manejables. Una vez de que te asegures que tu bolso cumple con estos términos, recién debes empezar a preocuparte por la estética, que, por supuesto, también es importante. Existe una gran variedad de diseños dentro del mundo de los bolsos, y esto es gracias a que los diseñadores tienen en cuenta lo significativos que son los bolsos de viaje para todo viajero.